Barcelona, punto de compostaje

El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto un punto de compostaje comunitario en el barrio de la Barceloneta. Esta propuesta se enmarca dentro de la Estrategia de Residuos Cero promovida por el Gobierno municipal con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre la economía circular y la reutilización de los residuos.Espacio Ambiental es la entidad encargada de su gestión y dinamización, que a la vez se encarga desde hace años del punto de compostaje de la Sagrada Familia.

Ubicado delante del punto verde del barrio, el nuevo punto de compostaje comunitario tiene como objetivo que los vecinos adheridos al programa participen de forma activa en la gestión de sus residuos orgánicos. Por ello, los participantes harán el compostaje con sus propios residuos y una vez esté listo para su reutilización, ellos mismos recibirán su propio compost.

Con el objetivo de dar a conocer esta propuesta y cómo participar, tuvieron lugar varias sesiones informativas durante la Fiesta Mayor de la Barceloneta el pasado mes de septiembre. Los interesados pudieron darse de alta como vecinos colaboradores.

¿QUÉ ES EL COMPOSTAJE?

El compostaje es el proceso mediante el cual la materia orgánica se transforma en compost. El compost es un abono natural de gran calidad que posee gran cantidad de nutrientes. De aspecto es de color oscuro y parecido a la tierra húmeda y no alberga patógenos. Es empleado como abono de fondo y como sustituto parcial o total de fertilizantes químicos. Se utiliza en jardinería, agricultura, paisajismo, control de la erosión, recubrimientos y erosión del suelo.

De cada 100kg de materia orgánica se pueden obtener 30kg de compost. La basura diaria que se genera en los hogares contiene un 40% de residuos orgánicos que pueden ser reciclados para las plantas y cultivos.

Cualquier material biodegradable podría transformarse en compost una vez transcurrido el tiempo suficiente, debido a los diferentes tiempos de descomposición de los mismos. No obstante, hay ciertos materiales que deben evitarse debido a la producción de malos olores y plagas.

De entre los restos orgánicos domésticos, se utilizan los materiales residuales de la preparación de comidas (restos de frutas, verduras y cáscaras de huevo, entre otros) así como desechos de origen animal (carne, piel, sangre, huesos). El café también es un buen material con el que hacer compostaje.
En cuanto a los restos orgánicos de jardín se incluirían los restos de cultivos de las huertas, flores muertas, tallos, pastos y hojarascas.

La mayoría de plantas industriales y comerciales de compostaje utilizan procesos activos para generar compost, porque necesitan producirlo a más velocidad. Por otra parte, su transformación a nivel particular es muy sencilla y no requiere de ningún motor ni gasto de mantenimiento, sino que se hace a través de un compostador. Otro factor positivo del compostaje casero es que para tratar la misma cantidad de residuos orgánicos, éste emite 5 veces menos gases de efecto invernadero que el compostaje industrial.

En clima mediterráneo la madurez del compost se obtiene tras 3 o 6 meses en primavera/verano y de 6 a 9 meses en invierno.

INSTALACIÓN DEL PUNTO DE COMPOSTAJE EN BARCELONA

La instalación del punto de compostaje comunitario de Barcelona está formada por tres cajones de un metro cúbico con capacidad de gestionar los restos orgánicos de hasta 30 a 40 familias. Cada cajón tiene un color diferente para separar las funciones de cada uno de ellos, las cuales son:

  • Verde: Módulo en uso en donde se deben verter los restos vegetales.
  • Amarillo: Módulo que está actualmente en proceso de compostaje y en el que no se puede verter nada.
  • Rojo: El compost ya ha acabado su proceso y está listo para ser utilizado.

El compost es un producto que repercute favorablemente en el equilibrio biótico del suelo y contribuye a la reducción de los residuos que se llevan a vertederos y plantas de valorización y fomenta el reciclaje, un ciclo de vida en el que todo se transforma. También reduce el consumo de abonos químicos.

En cuanto al compostaje comunitario, éste permite reciclar los residuos de una manera sostenible y a pequeña escala, en este caso, entre vecinos de un mismo barrio. Este tipo de iniciativas promueven el cuidado del medio ambiente haciendo a cada individuo responsable del mismo, por lo que también conciencian a la población.

Si quieres reciclar, don’t worry, Be Quercus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *