La jardinería ecológica

Hace unos meses ya os hablamos del Glifosato, Barcelona decidió prohibir su uso en zonas municipales después de que varias asociaciones ecologistas lo denunciaran por posibles efectos adversos para la salud de los ciudadanos.

Pues bien, el Glifosato es sólo uno de los elementos clave en muchas técnicas de jardinería que podrían extinguirse en breve para dar paso a la Jardinería Ecológica. El ayuntamiento de Barcelona, pionero en muchos de estos temas estos últimos meses, ya ha puesto en marcha un plan para aplicar la jardinería ecológica en la ciudad. Pero, ¿es igual de efectiva?

Para empezar, definiremos qué es exactamente esto de la jardinería ecológica. Entendemos como jardinería ecológica la jardinería que se basa en los propios medios que nos da la naturaleza para regular, curar o mantener árboles, jardines, plantas, flores, etc. Es así una jardinería respetuosa con el medio ambiente sin químicos. Se ahorra así en herbicidas, fungicidas, insecticidaso fertilizantes con nitratos que perjudican el medio ambiente y pueden llegar a contaminar aguas subterráneas por ejemplo.

abono_organico

¿Qué técnicas utiliza la jardinería ecológica?

Para emplear jardinería ecológica en casas, calle, jardines o campos, necesitamos reciclar lo que la propia naturaleza nos da. Por ejemplo:

  • Abonos naturales: humus de lombriz, compost, estiércol
  • Plantación de especies resistentes a plagas para obtener un control natural: aromáticas como el romero, la lavanda, el tomillo.
  • Aprovechar el trabajo de las mariquitas, ciempiés y otros pequeños insectos y animales que ayudan a controlar plagas
  • Depósitos de agua de lluvia
  • Plantar especies de plantas que sirven de alimento para insectos y fomentar así la vida silvestre (nidos y bebederos para pájaros
  • Restos de podas, césped, lechuga, col, naranjas… Pueden servir para crear extractos vegetales y de ahí crear abono, insecticida o fungicida para huertos
  • Las plantas autóctonas requieren de menos mantenimiento puesto que están habituadas a las condiciones de lluvia y del suelo
  • Agrupar las plantas según las especias para no dedicar más agua a zonas donde no se necesita
  • Plantar las plantas con más necesidad de agua en los bordes del césped

Y aquí os dejamos algunos trucos:

  • Insecticida: restos de poda de tomate en infusión para el pulgón (tomates, 2L de agua de lluvia, infusión, reposo de 12 horas y filtrado
  • Pelitre para la mosca blanca: maceración de 50g de flores secas, 30g de jabón de potasa, 1L de agua
  • Ortigas como fertilizante: maceración de 100g de ortigas, 10L de agua. Deja reposar 3 días en 1L de agua. Después añade los otros 9 y aplica
  • Ajo para hormigas: 4 dientes de ajo y 1L de agua en reposo 1 día, después hervir 15 minutos. Enfriar, filtrar y aplicar
  • Plátano como abono: 3 cáscaras de plátano, 1L de agua, 1 cucharadas de azúcar hervidos durante 15 minutos. Filtrar y diluir en agua (1 a 2), aplicar con el riego

Como podéis ver, si tenemos un jardín o un huerto es muy fácil conseguir todo lo que necesitamos para aplicar la jardinería ecológica. Equilibramos nuestras acciones con el medio ambiente y (normalmente) sale muy barato. Pero, ¿qué problemas tiene la jardinería ecológica?

Los tratamientos aplicados son muy específicos, por lo que difícilmente podremos tratar varias plagas o problemas a la vez con un solo tratamiento o en una sola vez. Otro problema es, si por ejemplo, tenemos una terraza. Las soluciones de la jardinería ecológica sirven para las personas con un jardín grande o huerto o una extensión de terreno. Pero son poco útiles para personas con dos macetas en casa.

Quercus Jardiners intenta aplicar los tratamientos mínimos para conseguir salvar las plantas o simplemente hacer el mantenimiento. Pero no todos los clientes tienen bidones para guardar agua de lluvia o un huerto que abonar. Creemos que la jardinería ecológica es más útil cuando se hace para uno mismo. Tampoco creemos que sea efectiva en plagas críticas, como por ejemplo el picudo en las palmeras. Si alguien sabe un método ecológico para mantener a ralla al picudo de nuestras palmeras, estamos abiertos a discutirlo.