Tipos de piscinas para tu jardín

Sí, sabemos que justo ahora ha llegado el frío. Sí, también sabemos que ahora es más tiempo de montaña y esquí que de un bañito al aire libre. Pero tendrás que empezar a plantearte esa piscina que tanto quieres en tu jardín para tenerla a punto el próximo verano.

Por eso el equipo de Quercus Jardiners queremos presentaros aquí los diferentes tipos de piscinas que existen para que podáis escoger la que mejor se amolda a vuestro espacio o jardín. Veamos:

Piscina de obra en tu jardín

Si tienes espacio y profundidad, quédate con esta opción, es la más resistente y duradera. Por supuesto, aquí entra la creatividad (formas, tamaños). El hormigón usado puede ser Gunitado (moretor u hormigón a alta velocidad y transportado y proyectado neumáticamente) o encofrado. Primero se excava el terreno escogido y se forra con una capa de poliéster y encima el hormigón. El constructor debe respetar siempre el grosor de las capas y el doble mallazo para evitar fugas en el futuro.

Gunitado piscina

Eso sí, armaros de paciencia, la construcción de una piscina de obra requiere su tiempo y un presupuesto bastante alto. La construcción de una piscina de hormigón puede llegar a un mes con una garantía de unos 10 años. Aproximadamente, una piscina de unos 8x4m puede costar unos 20 mil euros.

Piscina prefabricada en el patio

Rápidas de instalar y amplia variedad de formas y acabados. Más barata que una piscina de obra, la prefabricada no es tan duradera ni resistente, puede incluso llegar a decolorarse por el sol. El terreno debe excavarse también y se iguala con grava aislante.

Una vez hecho el agujero, ponemos la piscina prefabricada y se recubren los huecos con hormigón o más grava.

Piscina desmontable entre césped y plantas

Si tu jardín tiene un espacio reducido o tienes una terraza, una piscina desmontable es la opción más recomendable. Hoy en día, existen muchas marcas de piscinas desmontables de calidad que ofrecen todo tipo de formas, modelos y precios.

El material de tu piscina en el jardín

  • Hormigón: utilizado para piscinas de obra o prefabricadas (instalación). Tenemos el hormigón clásico (costoso y no permite creatividad en la forma),  Gunitado (permite diferentes formas) u hormigón armado revestido con PVC.
  • Acero: la instalación de una piscina de acero acorta el proceso y lo deja en 10-12 días. Tiene una resistencia y durabilidad comparables a la del hormigón. Los paneles de acero aportan flexibilidad con lo cual aumenta el abanico de posibilidades en cuanto a moldear tu piscina. Eso sí, este material es caro y la pérdida de color se hace visible a los 7 años. La construcción de una piscina de acero puede tardar una semana con una garantía de 10 años y un coste de 10 mil euros para una piscina de 8x4m.
  • Madera: ¿Madera? Pues sí, una piscina de madera no requiere de excavación (o sí, como prefieras), pueden ir sobre suelo, medio enterradas o completamente enterradas. La madera dará ese tono de naturaleza y rústico a tu jardín. La desventaja es que la forma suele ser octogonal o rectangular únicamente.
  • Poliéster: poliéster y fibra de vidrio son los materiales básicos para este tipo de piscinas. Se desgastan rápidamente per a su favor podemos decir que son muy económicas y moldeables. Este material se suele usar en piscinas desmontables o prefabricadas. La obra puede llevar 5 días y para una piscina de 8x4m puede costar 10 mil euros.

Mantenimiento de piscinas

El mantenimiento de una piscina puede ser costoso o fácil, todo depende del tipo de piscina que tengas en tu jardín. Años atrás, la piscina se vaciaba en invierno y se llenaba en verano. Ahora, con productos químicos, podemos mantener la piscina llena todo el año. De hecho es recomendable dado que si dejamos la piscina vacía, pueden aparecer grietas o filtros. Las piscinas de obra y las prefabricadas son las que necesitan un mantenimiento regular del agua ya sea con cloro o con sal (método utilizado actualmente).

Por supuesto, si buscas algo que no requiera mantenimiento y que sea económico, las piscinas desmontables son la mejor opción. Si en tu jardín cuentas con un gran espacio, puedes optar por las piscinas naturalizadas, es decir, estanques artificiales que gracias a las plantas, la grava y arena, se filtra el agua sin productos químicos (¿habéis visto el programa Piscinas insólitas de Discovbery Max?).

Piscinas infinitas

Hemos dejado para el final las piscinas más bellas (según nuestra opinión): las piscinas infinitas. Suelen verse en terrazas y parece que no tengan fin. La sensación de calma y descanso que ofrecen es inigualable. También las podemos encontrar en casas o lugares con vistas al mar, tendrás la sensación de estar en medio del océano.

Piscina infinita

En conclusión, podemos decir que existen piscinas para todos los gustos, lugares y bolsillos. El diseño de tu jardín puede influir mucho en la elección final del tipo de piscina que instalarás o construirás. El color de fondo de la piscina impacta también en la vista de tu jardín: una piscina con el fondo de arena dará a la superficie del agua un color turquesa, si el fondo es blanco el agua será azul o verde claro y si el fondo es gris, conseguiremos un azul fuerte.

Por último, la iluminación es también muy importante (para disfrutar de las vistas y de la piscina cuando ha oscurecido). Podemos iluminar la piscina con una línea perimetral de luces o farolas altas. El resultado, como siempre en los trabajos de Quercus Jardiners, es conseguir crear un espacio propio, customizado y que claramente te transporte a un lugar tranquilo, con calma y felicidad. Ya sabéis, don’t worry, be Quercus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *