Las 5 plantas de interior que sobreviven con poca luz

En Quercus Jardiners siempre hablamos de jardines, terrazas, balcones, básicamente de espacios de exterior. Pero no todos tienen este espacio. Si vives en un piso con mucha luz, podrás tener muchas de las plantas de interior, y ahora que llega navidad, la Poinsettia o planta de navidad no te puede faltar.

Para los amantes de las plantas que tengáis un piso con poca luz, os traemos la solución. En el post de hoy encontraréis las 5 plantas de interior que pueden vivir y crecer en un espacio con poca luz.

Top 5 de plantas de interior

De plantas de interior existen de varios tipos. Más de un cliente nos ha preguntado por qué sus plantas de interior no sobreviven en su piso. Bien, que una planta sea de interior no quiere decir que pueda sobrevivir en cualquier espacio interior. Muchas necesitan luz natural ciertas horas al día para poder crecer, sacar flores u hojas nuevas.

Si en tu casa la luz escasea, o quieres una planta para el baño, por ejemplo, sigue leyendo para conocer las 5 mejores plantas de interior que sobreviven con poca luz.

Tronco del Brasil


El Tronco del Brasil o Dracaena fragrans pertenece a la familia de los arbustos tropicales. En jardinería lo recomendamos bastante por su espectacularidad y su bajo mantenimiento. Aunque su crecimiento es lento, os sorprenderá los grandes que se hacen las hojas (que pueden llegar a tener 1 metro de longitud). Las flores que podréis ver son blancas y con aroma (por eso la coletilla de “fragrans”). El origen del Tronco del Brasil es, aunque parezca contradictorio, África (zonas como Tanzania o Zambia).

La Dracaena fragrans es una de las plantas listadas por la NASA como potenciadora de aire limpio en un espacio cerrado, también elimina los químicos como el xileno o el tolueno. Aunque en su momento hablamos de la reproducción de un rosal por esquejes, en el caso del Tronco del Brasil también es fácil su reproducción a través de un tallo.

Por último, como curiosidad, Dracaena es un derivado del griego y significa “Dragón”. Cuando se descubrió este arbusto en las Islas Canarias, se le atribuyeron propiedades mágicas.

Zamioculcas


La Zamioculcas zamiifolia es una planta tropica cuyo origen se encuentra en Kenia y Sudáfrica. La Zamioculcas puede llegar a crecer hasta los 60 cm de alto, dato a tener en cuenta para saber en qué parte de la casa ponerla. La planta tiene un tubérculo de gran tamaño para poder almacenar agua en época de sequía. Eso sí, si la planta pasa sed, sus hojas pasarán a ser caducas y por lo tanto caerán. Si mantienes la tierra húmeda, las hojas serán perennes.

Las flores de la Zamioculcas son de un color amarillo-bronce y pueden tener hasta 7 cm de longitud. Las hojas son verdes y de unos 10 cm de largo. Si la plantas ahora, no tendrás flores hasta principios de verano del año que viene (duración: hasta principios de invierno).

Apunte importante: la planta es venenosa si se ingiere, por lo que en Quercus Jardiners no la recomendamos si en casa hay animales o niños.

Costilla de Adán


La Costilla de Adán, o Monstera Deliciosa, es típica en selvas tropicales, trepadora y su origen es México y Argentina. Si se planta en tierra, puede crecer hasta los 20 m, pero tranquilo, si la plantáis en maceta se puede controlar. La Costilla de Adán da un fruto que en sus primeros años puede ser tóxico, pero una vez pasadas las 3-5 fructificaciones, y un año de maduración, es seguro ingerirlo. De todas formas, contactad a Quercus Jardiners para aseguraros.

El proceso de crecimiento de esta planta es simple: buscan un punto muy oscuro (fantástico si quieres poner la planta en el rincón más oscuro de casa), y en ese punto buscan un árbol para trepar. Como en casa no creemos que tengas ningún árbol, la planta simplemente estará allí, sin trepar. La Costilla de Adán se suele usar para decorar hoteles, oficinas o espacios públicos. Si en casa la temperatura baja de los 10º, tendrás un problema, ya que la planta es tropical y para la Monstera, esa temperatura la helará. Si la temperatura es de mínimo 20º, la planta crecerá. Necesita mucha humedad.

Notarás muy rápido si tiene demasiada agua la Costilla de Adán, ya que las hojas empiezan a amarillearse para acabar volviéndose de un tono marrón. Deja de regar un tiempo y verás como se recupera.

Anthurium


La planta Anthurium o Anturios tiene Costa Rica como origen. Más tarde se encontró también en América del Sur. De hecho, es una familia tan amplia que aún hoy en día se siguen descubriendo nuevas especies. La Anthurium es una planta de hojas caducas, trepadora y perfecta para decorar tu espacio interior. Es muy llamativo el espódice, no confundir con la flor de la planta. El espódice puede tener varios colores, rojo, verde, rosa, todos ellos muy llamativos y con un toque brillante, como si fuera de plástico.

Sus hojas son ornamentales y la planta debe mantenerse fuera de una fuente de calor y de corrientes de aire. La floración termina a finales de invierno y necesita mucha humedad sin encharcar la maceta. Para que saque flores, necesitas exponer la Anthurium o Anturios a muchas horas de sol (sólo por periodo limitado).

Espatifilio


El Espatifilio o Spathiphyllum o Cuna de Moisés o Flor de la paz o Vela del viento, como veis por nombres no será, es una planta de México y Malasia. Sus grandes hojas, de hasta 65 cm de largo, son perennes, y no necesita mucha agua o luz para crecer y sobrevivir. El espatifilio es una planta muy longeva de raíz corta. La curiosidad de esta planta es que las hojas crecen directamente desde la raíz, no del tronco. La flor es simplemente el manto que cubre las semillas.

El espatifilio requiere de una temperatura suave (superior a los 18º) sin corrientes de aire. Para mantener la humedad de la planta, se recomienda rociar con spray las hojas de la planta de vez en cuando. Si quieres pasar la planta de una maceta a otra más grande, en Quercus Jardiners recomendamos hacerlo en primavera y añadir abono, ya sea natural con la técnica del acolchado o con abono químico.

Conclusiones de mantenimiento de plantas de interior

Os hemos presentado aquí las 5 mejores plantas que sobreviven en espacios con poca luz. Vemos que hay varias características comunes en todas ellas: si bien pueden vivir con poca luz, no está de más que de vez en cuando las pongáis en contacto con la luz solar, si es posible. Esto estimulará la floración y le dará propiedades que no tienen estas plantas si nunca ven la luz. Proponemos que una vez a la semana las acerques a un punto con luz solar. Eso sí, en verano evita que la luz les de directamente.

Por último, mantén la planta húmeda sin encharcar la maceta (esto es importante, ya que si nos pasamos con el riego, pudriremos las raíces de la planta y no sobrevivirá).

Recuerda que si quieres saber más o tienes cualquier duda, puedes contactar a Quercus Jardiners sin compromiso. Don’t worry, be Quercus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *